Ante la inseguridad y violencia en México, un perro entrenado para guardia y protección, es la medida más eficaz que puedes adoptar.

Te proporcionamos 10 buenas razones por las que un perro guardián entrenado es manera más eficaz de protegerte.

  1. Por ser un elemento disuasivo para evitar ser blanco de la delincuencia. Todos entienden un letrero de “Cuidado con el Perro”. Además su ladrido, alerta y ahuyenta.
    La razón psicológica es que para un humanos es natural el “medir” o “calcular” fuerzas con un oponente humano (inclusive armado), pero ante una especie diferente como con el perro, nuestro instinto automáticamente nos pone en desventaja. Por ello es que las fuerzas policiacas y de defensa utilizan unidades caninas para neutralizar sin fuerza letal.
  2. Siempre estará alerta y listo para defender, inclusive cuando duerme. El estado de alerta del perro y sus sentidos, vista, oído y olfato, te aportan tranquilidad.
  3. Por instinto, un perro defenderá hasta el último aliento a su familia o “su manada” y su territorio de intrusos.
  4. Proporciona un abanico de protección, que es la primera linea de defensa de tu espacio personal; ya sea caminando, en un espacio público, en el auto o en tu hogar.
  5. Te va a defender eficazmente… con precisión, con velocidad y fuerza.
  6. Dado que animal actúa por instinto, hay menos implicaciones o consecuencias legales y económicas, que con cualquier otro método de defensa. El 99% de las veces, se utiliza para disuadir o para detener y resguardar mientras viene la policía, o mientras el propietario escapa.
    Es importante cumplir con lo que marca la legislación mexicana respecto a la posesión de mascotas: Hay que cuidarlo, alimentarlo y tenerlo en condiciones higiénicas; también hay que cumplir con ciertos requisitos como pasearlo con correa en la vía pública, tener actualizada y vigente su cartilla de vacunación y poner un letrero “Cuidado con el Perro” si se trata de proteger inmueble.
  7. Se puede combinar con otros métodos de seguridad tales como alarmas, cámaras de seguridad, cercas electrificadas, iluminación con sensores de movimiento o autos blindados. La diferencia es que estos métodos son disuasivos pasivos, es decir, son para alertar y documentar, mientras que el perro es un elemento disuasivo activo, ¡va a atacar!
  8. Es una mejor alternativa que las armas. El escenario mas extremo es el usar una arma para defenderte. Primero, su portación fuera del hogar es ilegal. Pero inclusive un arma legal en tu hogar, es extremadamente peligrosa; en el mundo entero se registran más muertes por accidentes con armas, que en la defensa de su hogar ante una agresiones. Adicionalmente, la defensa mediante arma de fuego tiene implicaciones morales, económicas, legales o penales, que pueden ser inclusive peores que el propio acto delictivo.
  9. Es más eficaz que un elemento de seguridad humano. Hay 10 “NO’s” que lo exponen claramente:
    • no se le engaña
    • no se le soborna
    • no se le intimida
    • no se le extorsiona
    • no se le amedrenta
    • no cambia de bando, su lealtad es permanente
    • no se distrae
    • no se ausenta; no tiene días de descanso, ni vacaciones
    • no se queda dormido (duerme pero mantiene su estado de alerta)
    • no falla ni se confunde, sus sentidos, su velocidad y su fuerza superan la de cualquier humano
  10. Aporta la mejor relación costo-beneficio, que cualquier otro método de protección. Además, es un ser vivo con el que la familia va a hacer un vínculo emocional.

Cabe destacar no cualquier perro cumple con lo expuesto. Estas razones aplican para ejemplares selectos, de la raza adecuada, con buena linea de sangre y profesionalmente adiestrados. Adicionalmente, debe haber un conducta adecuada y responsable por parte de su manejador.

Nuestros ejemplares de guardia y protección son elegidos y entrenados según las necesidades de cada cliente. En una breve conversación, uno de nuestros entrenadores obtendrá de ti la información necesaria para encontrar el mejor ejemplar. Algunos de los factores a considerar son: ¿Es para protección residencial o empresarial? ¿Cuál es el riesgo percibido?  ¿Va a vivir adentro o fuera de casa? ¿Hay niños en casa? ¿hay otras mascotas en casa? ¿hay visitan regulares al hogar?¿deseas que viaje en el auto contigo?¿te trasladas a menudo?

Acércate y permítenos asesorarte.